martes, 11 de julio de 2017

Rosquillas de la abuela



Este tipo de rosquillas fritas son un postre que no puede faltar en las fiestas de mi casa, y es la forma típica de hacerlas en Orense.

Para una docena de rosquillas:

Ingredientes:

Para la masa:
250 g de harina
1/2 sobre de levadura tipo Royal
2 huevos
2 cucharadas de leche
3 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1/2 chupito de anís
ralladura de medio limón y media naranja

Para freír las rosquillas:
Aceite de oliva de girasol o de oliva muy suave
unos trozos de corteza de limón (la parte amarilla)

Para recubrir las rosquillas (almíbar):
150 g de azúcar
75 ml de agua

Elaboración:

Lavamos la naranja y el limón y los rallamos. Hay que tener cuidado de no rallar la parte blanca porque es más amarga.
A continuación, batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla esté espumosa. Añadimos la leche, las ralladuras y el anís y batimos un poco más.
Añadimos ahora el aceite de oliva virgen extra y seguimos batiendo para que se integre con el resto.
Unimos la levadura Royal con la harina y la añadimos poco a poco a la mezcla anterior hasta conseguir una masa de aspecto un poco pegajoso, pero que se pueda manejar como para hacer bolitas. Esta masa con toda la harina integrada, la dejaremos reposar un par de horas en la nevera hecha una bola y envuelta en film transparente.

Transcurrido el tiempo de reposo de la masa, preparamos la sartén con abundante aceite al que añadiremos un par de trozos de corteza de limón para aromatizarla. Dejamos que se caliente a fuego lento, y cuando esté caliente retiramos el limón y comenzamos a freír las rosquillas.
Para elaborar las rosquillas, podemos untarnos muy ligeramente las manos con un poco de aceite, así no se nos pegará la masa. Vamos haciendo bolitas pequeñas y les abrimos un gran agujero en el centro, estirando la masa hacia los lados (ya que al freírse, las rosquillas se hincharán y el agujero tiende a cerrarse) antes de echarlas en el aceite caliente.
Una vez fritas, las vamos sacando y depositando sobre papel absorbente de cocina, para retirar el exceso de aceite. Las dejamos enfriar.

Para elaborar el almíbar, mezclamos el azúcar y el agua en una olla y lo ponemos al fuego. Después de 10 minutos de cocción, apagamos el fuego, esperamos un minuto vamos mojando las rosquillas en este almíbar. Las dejamos secar sobre una rejilla... ¡Y a disfrutar!

1 comentario:

Gracias por dejarme tu comentario ♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...